Alberto Sanchez

 

 ALBERTO SÁNCHEZ

 

 

Alberto Sánchez da nombre a nuestro colegio desde 1984, fecha en la que se creó éste.

Alberto Sánchez Pérez nace en Toledo el día 8 de Abril de 1895 y muere en Moscú el día 12 de Octubre de 1962.

En 1925 participa en una Exposición de Artistas Ibéricos, aquí es descubierto por intelectuales de la época y consigue de la Diputación toledana una pensión durante tres años lo que le permite abandonar su oficio y dedicarse a su arte.

Funda con Benjamín Palencia la Escuela de Vallecas y comienza su plenitud como artista.

En 1932 trabaja con García Lorca realizando figurines y decorados para La Barraca. Posteriormente es profesor de dibujo en enseñanza secundaria en El Escorial, en 1936 es trasladado al Instituto Obrero de Valencia donde se casa con Clara, hija del pintor Francisco Sancha.

En 1937 realiza una monumental escultura para el pabellón español en la exposición universal de París "El pueblo español tiene un camino que conduce a una estrella".

En 1938 es enviado a Moscú como profesor de dibujo de los niños exiliados y hasta 1941 también se encarga de ambientaciones escénicas en el Teatro de miniaturas y en el Teatro Gitano de Moscú donde se representan obras españolas.

A partir de 1956 se dedica casi de una manera exclusiva a la escultura en la que va a aportar nuevas soluciones al llamado "hueco activo". De esta época son las obras: "Mujer de la bandera"; "Casa del pájaro ruso"; "Toros ibéricos"; "Perdiz del Cáucaso", entre otras.

En 1994 la ciudad de Toledo rinde un homenaje a Alberto Sánchez coincidiendo con el centenario de su nacimiento.

 Pablo Neruda le dedica este soneto en 1960.

 

PARA ALBERTO SÁNCHEZ, DE TOLEDO  

De amontonados frailes en enero 
Saliste al mundo, pájaro sombrío, 
Y fue creciendo, entre sepultureros, 
Alberto, el rayo de tu poderío. 

Fue demasiado pastoral tu río, 
(el Tajo ensimismado en sus aceros), 
mientras en tanta muerte y tanto frío 
nació el pan de tus manos, panadero. 

Y así de ásperos rieles oxidados, 
de victorias y huesos y ganados, 
de estornudos que estallan en el miedo. 

De par en par se abrieron las entrañas 
y de una vez parieron las Españas 
a su hijo: Alberto Sánchez, de Toledo 

Pablo Neruda.